"Nuevos hombres" Los "amos de casa" reclaman por sus derechos laborales, hogareños y paternos

Cada vez más hombres deciden reducir la cantidad de horas de oficina para ocuparse de sus hijos y de sus casas.

Una nueva tendencia está creciendo alrededor del mundo como respuesta a la inserción laboral de las mujeres: ahora, los encargados de los quehaceres hogareños también pueden ser ellos. Y lejos de que sea una carga, o una vergüenza, más de una asociación reivindica el derecho de los hombres a hacerse cargo de sus casas, y del cuidado de sus hijos.

A menudo el término “igualdad de género” se relaciona a la lucha de las mujeres por irrumpir en el mundo “del hombre”, pero también se da a la inversa. “Es necesario renegociar. Las mujeres han sumido las dos cargas durante años, el trabajo y la casa con los niños, y los hombres no están siendo corresponsables”, explicó Paco Abril, de la Asociación de Hombres por la Igualdad de Género, de España.

Pero una asociación en particular no solo apoya la renegociación de los roles, sino que la adopta con gusto: la Asociación de Hombres Amos de Casa en Italia, que desde 2003 ya incorporó unos 5386 mil miembros. El hombre tiene que empezar a “explorar el camino inverso” del que hizo la mujer y “buscar la realización de una manera distinta”, según sostiene Fiorenzo Bresciani, titular de la asociación.

El que los hombres empiecen a incorporarse a la fuerza laboral casera beneficia a las parejas, según Abril: “Las parejas con reparto de tareas equitativo son mucho más felices, con menos estrés, más salud y con hijos con mayor rendimiento escolar”.

Abril enuncia los pasos para asumirse en el parendizaje del Amo de Casa: primero está el desplazamiento, cuando el hombre se encuentra rodeado por el mundo antes gobernado por las mujeres. Después, hay algo de inseguridad en su estatus de hombre, que es seguida por la reflexión “es lo que elegí”- y finalmente, la aceptación.

www.rivadavia.com.ar

Sábado 07 de marzo de 2009

Condividi questo articolo