Profesionalizan quehaceres domésticos

No le llamen más ama de casa, sino administradora del hogar, “home manager”, y no por políticas de respeto al trabajo casero, sino por la creación de un grupo de asociaciones de mujeres y hombres italianos que lanzó a la arena académica una maestría en administración del hogar, “home management”.

Por Lizette Padilla  Grupo Refor

El 70 por ciento de los inscritos a la maestría son hombres

Cd de México, México (25 enero 2004).-

El objetivo, es enseñarles a las milanesas y sobre todo a los milaneses los secretos de una perfecta “casalinga”, o ama de casa.

El programa de estudios contempla entre sus asignaturas planchaduría, epistemología del lavado, economía doméstica aplicada a la ciencia del trabajo casero, fundamentos de la psicología doméstica y “home fitness”.

Los promotores del flamante ramo educativo buscan “otorgar técnicas necesarias para la buena gestión doméstica” y “favorecer el bien estar psicológico y físico del(a) trabajador(a) doméstico(a)”.Se aprenderá pues a dejar la ropa más que blanca, y también a luchar contra el sedentarismo para estar en forma, para evitar la depresión y tener siempre en alto la estima propia.

Para conseguirlo, sólo hay que seguir los consejos de los especialistas. Transformar la limpieza del baño en una sesión de streching y armonizar los colores del papel tapiz o azulejo con las toallas y batas para hacer del espacio un ambiente zen.

La primera sesión se impartirá en febrero, y los lugares ya están completos. El master es patrocinado por la empresa Spontex.

“Fue una verdadera sorpresa. En unos días las inscripciones sobrepasaron la oferta que teníamos de 30 lugares”, afirma el administrador de la firma de artículos para limpieza, Riccardo Bianco, encargado del sponsoring.

“En vista del excelente recibimiento a nuestro proyecto, vamos a agendar otras sesiones, que podrían calendarisarse después de la primavera tanto en Milán como en otras grandes ciudades italianas, donde identificamos la necesidad de una cultura doméstica, sobre todo por parte de los solteros, de los jóvenes recién casados, de los divorciados y de los hombres”.

Cabe destacar que el 70 por ciento de los inscritos son hombres.

“El hombre italiano tiene ganas de mostrar que puede perfectamente llenar un rol que tradicionalmente le pertenece a la mujer. Con esta educación práctica, le ayudamos a invertir en su espacio privado para que tome pleno conocimiento de su identidad”, explica Fiorenzo Bresciani, presidente de la asociación Uomini Casalinghi (hombres del hogar). Este grupo cuenta con más de 3 mil 500 asociados.

El propio señor Bresciani es el prototipo de este nuevo hombre.

Se transformó de contador privado a hombre del hogar tras haber trabajado más de 25 años.

“Mi esposa es médico y no tiene tiempo de ocuparse de la casa ni tampoco queremos contratar a alguien que venga a limpiar nuestro hogar. Así que dejé todo para dedicarme a esto”

Actualmente, Bresciani no se arrepiente de nada, y asegura que esta nueva carrera le ha resultado más satisfactoria que la anterior.

Los organizadores del master en “home management” le dieron el grado de profesor de planchaduría, donde desarrolla los procesos, recursos y aplicaciones de la plancha.



Envíanos tus comentarios: hogarreforma@reforma.com

Condividi questo articolo