SOCIEDAD / Estudiar para aprender a mantener la casa Maestría en ciencias del hogar

para poder administrar y asear sus viviend

Caracas, martes 13 de enero, 2004

CALIDAD DE VIDA

Un grupo de asociaciones de mujeres y hombres de los hogares italianos lanzó una maestría en “gerencia del hogar” para enseñarles a los residentes de Milán, y sobre todo a su población masculina, los secretos para convertirse en la perfecta ama de casa. De hecho, de ahora en adelante, no se puede seguir llamando ama de casa, más bien es conveniente usar el término “gerente de hogar”.

El pénsum incluye las asignaturas: “Ciencia del planchado”, “Epistemología del lavado”, “Economía doméstica aplicada a la ciencia del mantenimiento y cuidado de la casa”, “Fundamentos de la psicología doméstica& quot; y “Un hogar en forma”.

Los creadores de esta maestría desean “promocionar las técnicas necesarias para la buena gestión doméstica” y a la vez “favorecer el bienestar sicológico y físico de la ama de casa”, según información publicada en el diario Le Monde.

Los estudiantes de esta maestría aprenderán a mantener sus hogares como verdaderas “tacitas de plata”. Además recibirán los conocimientos necesarios para “luchar contra el sedentarismo y mantenerse en forma”, así como “evitar la depresión y a cuidar la autoestima”.

Las técnicas de enseñanza utilizadas por los docentes de esta especialidad, permiten transformar la limpieza del hogar en prácticas sesiones de stretching. Las clases de esta peculiar escuela iniciarán el próximo mes de febrero y para asombro de muchos, ya se acabaron los cupos.

Según el administrador, Riccardo Bianco, “en vista del entusiasmo generado por nuestro proyecto, vamos a abrir otras clases que se impartirán donde identifiquemos la necesidad de una cultura doméstica, sobre todo por parte de la gente soltera, divorciada y las parejas jóvenes”.

Hombres interesados

Aunque la maestría fue concebida principalmente para las mujeres, cerca de 70% de los inscritos son del sexo masculino. Según Fiorenzo Bresciani presidente de la Asociación Amos de Casa, “el hombre italiano desea demostrar que puede perfectamente cumplir el papel que tradicionalmente se les ha dado a las mujeres. Lo ayudamos a involucrarse con su espacio privado para que tome plena conciencia de su identidad”. Cabe destacar que esta organización italiana cuenta con más de 3.500 miembros.

Bresciani se ocupó de su hogar después de haber trabajado durante 25 años. “Mi esposa es médico y no tenía tiempo para ocuparse de la casa. Entonces, yo dejé todo”.

Hoy en día, no lo lamenta, dado que esa nueva carrera le brinda mejores resultados.


Condividi questo articolo